NOTA BENE:

Tutaykiri fue Revista del Colegio Profesional de Antropólogos de Lima entre los años 2009 y 2011, siendo su Director Walter Saavedra.

lunes, 3 de mayo de 2010

Ricardo Melgar Bao. El Primero de mayo: actualidad e historia.





Ricardo Melgar Bao nos ha enviado un artículo suyo publicado hace unos pocos días en el suplemento cultural llamado "El Tlacuache", de la prestigiosa publicación "LA JORNADA", del Centro INAH (Instituto Nacional de Antropología e Historia) de Morelos, México.
Con mucho agrado y satisfacción, les recomendamos encarecidamente que lean este hermoso artículo de Melgar Bao donde se fusiona acertadamente la historia de esta celebración de los trabajadores -hablándonos de los mártires de Chicago-, con la actualidad de la vida, tanto del trabajador como de los gobiernos que se reclaman favorecedores de los intereses de esos trabajadores.
Él nos habla de muchos aspectos esclarecedores del desarrollo de la fiesta de los trabajadores, nos habla de muchos elementos claramente relacionados con este acontecimiento y trata el tema con esmerilada agudeza, prístina claridad y ponderada facundia, como es costumbre suya hacerlo.
Los intereses del proletariado son los intereses de todos nosotros. Habida cuenta que no hablamos únicamente de obreros sino de “proletarios”. Recordemos que ni Marx, ni Engels, ni Lenin, ni Mao, ni Ho Chi Ming, ni Mariátegui, ni Fidel Castro o Ernesto Che Guevara, fueron obreros. Y aquellos que un día tuvieron origen obrero, dejaron de serlo en el transcurso de sus luchas, para bien o para mal.
El obrero es el que trabaja en una fábrica, no el que dirige un Estado sin trabajar en la fábrica, porque si pasa a esta situación (jefe de Estado), en la práctica deja de ser obrero y solamente podríamos hablar de él refiriéndonos a su “origen” obrero, haciendo alusión a su “pasado” obrero, pero ya no podremos hablar de él como un obrero en sí mismo (no nos referimos a los líderes sindicales, obviamente, que tienen licencia sindical pero que viven en el ambiente fabril y están en estrecho y permanente contacto con los obreros, a quienes dirigen y con quienes se reúnen
constantemente).
A ninguno de los personajes anteriormente mencionados -y muchos otros que no se mencionan- se les puede negar el carácter de proletarios. Decir “proletario” no es lo mismo que decir “obrero” porque de lo contrario, nadie que no trabaje en una fábrica podría conformar el movimiento obrero y menos aún contribuir con su pensamiento a la ideología –en su sentido positivo- proletaria.
La ficción de hacer trabajar a los funcionarios estatales en las fábricas o en el campo, para "reeducarlos" -como en algún tiempo se hacía en China- no pasaba de ser una farsa, porque quien no quiere "reeducarse", no cambiará así lo envíen mil años a trabajar en las fábricas o en el campo.
China ha cambiado a pesar de todo eso, y cambió ya desde la muerte misma de Mao Zedong, lo que quiere decir que había ido cambiando en vida… si es que alguna vez fue esencialmente diferente, en la forma de pensar, especialmente. La Unión Soviética dejó de existir. Todas las formas de pensar anteriores a la Revolución de Octubre de 1917 han resurgido mostrándonos que jamás dejaron de existir con la vitalidad que existía en las épocas pre-revolucionarias. En Cuba los cambios –o los no cambios, dependiendo de cómo se mire- no han sido menores.
Por otro lado, no se tiene que estar de acuerdo con ellos para festejar esta fiesta, como se ha venido haciendo desde que el primero de mayo es una fiesta oficial en prácticamente todos los países del mundo. La fiesta es del obrero, en general. No es la fiesta de un obrero que piensa de esta o aquella manera. No se puede discriminar a nadie de celebrar esta fiesta simplemente porque piensa diferente. Las mártires de Chicago fueron anarquistas y su gesta y sacrificio mejoraron y fecundaron la vida de los obreros de todo el mun
do, comenzando por la Internacional de los Trabajadores que reconoció esta gesta. Y todo esto en una época en que Carlos Marx se enfrentaba duramente con el anarquista ruso Mijaíl Bakunin, curiosamente también de origen aristocrático (aunque Bakunin haya fallecido en 1876, diez años antes de los acontecimientos de Haymarket de 1886, y Marx muriera en 1883, tres años antes).
Vayamos pues a leer este artículo de Ricardo Melgar que nos ilustrará magníficamente en cuanto a la historia y el presente de una fiesta que requiere actualizarse todo el tiempo para no olvidar lo que somos todos nosotros en tanto trabajadores... porque no solamente los obreros deben ser realzados. La lucha proletaria es la lucha de todos nosotros. La fiesta de los trabajadores ya ha trascendido el plano obrero y alcanza a todos aquellos que laboran para un empleador.
Dejemos ya de hablar tanto y, sin mayores preámbulos, los remitimos a leer este precioso texto de Ricardo Melgar Bao que TUTAYKIRI publica con motivo de la fiesta de los trabajadores: Primero de Mayo.


Ricardo Melgar Bao y el 2 de mayo

No hay comentarios:

East Elmhurst, New York, United States

Seguidores

Archivo del blog