NOTA BENE:

Tutaykiri fue Revista del Colegio Profesional de Antropólogos de Lima entre los años 2009 y 2011, siendo su Director Walter Saavedra.

jueves, 21 de octubre de 2010

Mery Sananes e Isadora Duncan... El baile sobre las olas...


El texto es convulsivo...Pinta bien a nuestra Isadora. Estoy remecida, emocionada, he podido ver a Isadora, la he visto y abrazado, he danzado con ella, cerca de ella, juntas, en una ronda inmensa con todas las mujeres rebeldes y visionarias, con todas las cálidas y sensibles, con todas las aguerridas y solidarias, gracias a la autora y a la amiga que difundió tan bella prosa poética, desde Lima, Rosina Valcárcel.







Isadora Duncan por Mery Sananes

Mery Sananes
Licenciada en Letras / Doctor en Ciencias Sociales / Profesor Titular
Coordinadora de la Cátedra “Pío Tamayo” (1983-2003)
Universidad Central de Venezuela.

Autobiografía
Nacida en tauro, en tiempo de floraciones y estampidas de polen, en estación de guerra y devastada desolación del corazón del hombre, detuve la palabra en el umbral del silencio mientras el paso iba abriendo trochas en los bosques de la humanidad que será. Seis décadas después el oficio sigue siendo el de recomponer una canción que no se ha escrito. Obtuve grados académicos pero el verdadero aprendizaje lo hice descendiendo a la hondura de los pozos donde se cuajan los suspiros. Sin señas que me diferencien del hermano que habita el planeta, no he hecho otra cosa que añadir gestos-palabras al inmenso poema de amor que algún día el hombre oficiará como consagración del vivir. Aprendiz de alquimista he intentado siempre trasmutar la tristeza en alegría, la desazón en vuelo alto de azulejos y la ausencia en florecido pomarrosar. He esparcido la sal y he desenvuelto los linos de todas las muertes para izar con ellos velavientos de sueños y porvenir. He vislumbrado el resplandor del universo en las pupilas de un niño. Y he descubierto la dimensión del asombro en el interior de una flor de baile. Creo en la eterna resurrección de la vida, cualquiera sea su forma de titilar en el espacio. Y sé, que en el tiempo de lunas que me aguarda, seguiré incansablemente repartiendo, en el azafate mágico de la abuela, empanaditas de amor y floraciones de jazmines.
Mery Sananes, septiembre 2003.


Toda palabra es inconclusa hasta que un corredor de relevo, a la manera de León Felipe, la toma entre sus manos para alargar su travesía hasta el próximo eslabón. En ese recorrido la palabra-acción crece, se corrige, se extiende, se remoza, se viste de nuevas hojas hasta llegar a cumplir su oficio-misión: servir de nutriente al espíritu del hombre, de raíz a la esencia de una humanidad que aún no es, de eterna semillita de amor. Trabajo colectivo, y anónimo, que navegando en una gota de lágrima y en alianza con el sol, deberá dibujar sobre el planeta un pasto verdiazul de ilusión y un vuelo violetazul de porvenir. Estos trabajos son, entonces, un fragmento breve, de un tiempo y una historia por realizar. Así los entregamos a los dioses del viento, el agua, la tierra y el fuego Es decir: a la vida.

No hay comentarios:

East Elmhurst, New York, United States

Seguidores

Archivo del blog